Gracias por seguirme

domingo, 12 de agosto de 2018

Coffee Station con un cajón


coffee station

Tenía muchas ganas de hacer este trabajo, desde que los vi en pinterest.
Hay maravillas de rincones para el café o coffee station. 
Como no me indicaron si iba a ir apoyado en algún mueble o colgado, decidí aprovechar un cajón que pudiera servir para ambos lugares.


Este cajón tenía la ventaja de que el frente era muy ancho, así que serviría de repisa.


Con trozos de madera de los que siempre guardo "por si..." y unos pomos, le hice un pequeño estante y unos colgadores.

Cajón con repisa y colgadores

Después un lijado, relleno de masilla y vuelta a lijar.

Rellenado con masilla

Una mano de imprimación, dos de pintura a la tiza color blanco antiguo y mano de barniz. 

Pegado de motivos en decoupage

 Mandé imprimir estos dibujos en papel de arroz e hice el decoupage.


Para terminar con varias manos de barniz mate.


Azucarero y galletero con decoupage

De unos botes de cristal, le hice un azucarero y un galletero, decorados con servilletas.

Y aquí ya en uso en su nueva casa, que al final prefirieron no colgarlo de la pared.

Coffee station

Espero que os guste y os sirva para futuros trabajos. A mi, cada vez me gusta mas darle nueva vida a todo lo que guardo.

                  ¡Hasta pronto!



martes, 29 de mayo de 2018

Reciclado y decoupage en cubo pvc

Reciclado de cubo

Hoy os traigo un reciclado de un simple cubo de plástico.


Al principio pensé en transformarlo con decoupage y servilletas, pero me acordé de un vídeo que vi hace tiempo y que trataba de adherirle al cubo, trozos de tela previamente bañados en una mezcla de yeso, cola y agua.
Como siempre, cuando le meto mano a algo nuevo, me entusiasmo tanto que se me olvida hacer fotos. Así que lo siento, pero no tengo nada de ese paso. Pero solo se trata, de ir haciendo tiras con telas de diferentes tamaños y sumergirlas, en una mezcla no muy liquida de yeso, agua y cola. Se sacan y todavía mojadas, se van retorciendo y pegando alrededor del cubo, dándole las formas que nos parezcan más apropiadas.
Nos quedará mas o menos así

Cubo con tela enyesada

Rellenar con espátula y yeso


También voy dando la mezcla de yeso por toda la superficie (dentro y fuera), con una espátula. De tal forma, que nos quede todo el plástico cubierto.
Por el borde interior he pegado una cinta de arpillera.


Dejamos secar un día y a continuación pintamos todo (dentro y fuera) con acrílico negro.


Dar una mano de pintura acrílica negro

Esperamos y una vez seco paso una lija fina por todos los relieves, con el fin de que aparezca el blanco del yeso.
Después una mano de cola.


Dejamos secar y pintamos todo de acrílico verde esmeralda.

pintamos todo de acrílico verde esmeralda


 Os he puesto antes, que había que pintarlo todo de negro por dentro y fuera desde el principio. Yo no lo hice, pinté primero todo por fuera como veis y luego por dentro y os aseguro que es mas complicado. Por eso veis que en las fotos aparecen los tres colores.

pintarlo todo de negro por dentro


Aquí en el borde es donde va la tira de arpillera.
Bueno, una vez pintado todo por dentro y por fuera y dando una mano de barniz al agua, dejamos secar y pasamos a hacer el decoupage.
He escogido unos motivos clásicos de papel decoupage, un poco más grueso que el de arroz. Por eso, lo mojo un poco antes de pegarlo.

Recortar el papel decoupage


Pegar los motivos de papel de arroz

Pegar los motivos de papel de arroz


Una vez pegados todos los motivos, doy dos manos de barniz, dentro y fuera. Cuando seca,  voy intercalando  varias pátinas, un poco de betún de Judea, dorada, blanco antiguo.... al gusto de cada uno. Con un trapo que no suelte pelusa, voy retirando el exceso.

Pátinas de distintos tonos

Pátinas de distintos tonos

Unos toques de dorado al decoupage
Con un pincel, también le he dado unos toques de dorado a los motivos de decoupage.
Para terminar varias manos de barniz al agua.

Y aquí luce con un aspecto clásico y señorial, un humilde cubo blanco de pvc.

Reciclado de cubo blanco de pvc
Otro ejemplo de esta técnica hecho por una alumna y reciclando una botella de vidrio.

Botella reciclada con tela enyesada


Me ha encantado trabajar esta técnica y combinarla con decoupage. Le veo muchas posibilidades, a la hora de decorar  y darle un nuevo aspecto a gran variedad de materiales y soportes.

¿Os ha gustado?
Pues venga a animarse con el yeso


lunes, 15 de enero de 2018

Un paragüero muy chic



Para empezar el nuevo año con vosotr@s, os traigo un nuevo trabajo de reciclado.
Un paragüero hecho con un macetero de madera y una vasija alta de metal.



Como os pasará a  muchas de vosotras, guardo y guardo muchos objetos que bien me voy encontrando, comprando o  simplemente se guardan "por si acaso".
Éste era el caso de este armazón de madera, que no se bien que habría sido ( pienso que un macetero donde encajaba un tiesto o maceta).
El caso que desde que lo vi, pensé que lo transformaría en un paragüero pero me faltaba el recipiente que encajara bien dentro y que tuviera la suficiente altura para contener los paraguas. Y así ha estado esperando meses y meses hasta que encontré lo que buscaba ( que no ha sido fácil por las medidas).

Como siempre ( propósito de este año) no hice fotos del antes, pero buscando por internet he encontrado unas imágenes para que os hagáis una idea aproximada.


Los materiales utilizados para el trabajo son éstos:


Además de éstos he utilizado servilletas y cola decoupage

Los pasos para el macetero:

Limpiarlo bien y lijar suavemente.
Una mano de imprimación todo terreno. Cuando seque dar un suave lijado.
Pintar todo el macetero combinando los colores. Como veis he pintado una pata de los dos colores   y las otras combinadas con lunares.         
Una vez todo seco he pasado otra vez la lija, insistiendo por zonas para hacer un ligero decapado.



Por los bordes he dado unos ligeros toques de la pintura  con una esponja.
Para terminar dos o tres manos de barniz, lijando suavemente entre mano y mano.

Para el recipiente de metal:

Dos manos de imprimación para metales.
Dos manos de pintura color coco en el interior.
dos manos de pintura color cacao para el exterior.
Una vez seco, pintar de color claro la zona donde va pegado el corazón de servilleta. Dejar secar y después pegar los varios recortes. Dejar secar y esponjear por todos los bordes de los corazones con el color cacao, con el fin de integrar la imagen.
Para terminar dos o tres manos de barniz, lijando suavemente entre mano y mano.







Cada vez  disfruto mas dando nueva vida a objetos y muebles. Como ha sido en  este caso y que ya lo están disfrutando sus dueños.


Si te animas con los tuyos o quieres aprender cómo se hace, te espero en mi taller con los nuevos cursos.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Armario para llaves


De mis muchas visitas a rastros y mercadillos de antigüedades, voy almacenando "tesoros" a los que les veo posibilidades de darle nueva vida y puedan lucir y decorar, como en sus mejores tiempos.
Y así encontré en su día este armarito y con este aspecto


Descolorido, sucio y con marcas en la madera.


Lo primero desarmarlo, limpiarlo, rellenar con masilla de madera los desperfectos, dejar secar y lijar.


A continuación, una mano de gesso o imprimación. Mientras secaba, elegí esa servilleta y preparé la pintura acrílica del tono de la servi.


Pintamos la madera y pegamos la servilleta. En la zona de la servilleta no hace falta pintar, ya que con la base de gesso ha valido.



Dos manos de barniz al agua, dejar secar y montar las bisagras y cierre.
La parte de detrás de la puerta no es servilleta. Recorté y pegué un trozo a la medida de papel scrap al tono.





Listo para lucir de nuevo, totalmente renovado.
Con este trabajo de reciclaje, a propuesta de Consu la última ganadora,  he querido participar en el reto de nuestra querida Anna Llansa del blog
Pasad por allí y podréis ver los trabajos de todas las participantes.